viernes, 27 de noviembre de 2015

A comprar - Colección La ratita sabia - Boolino

   Nuevamente regreso con una reseña de un cuento infantil gracias a la página web Boolino.es. En esta ocasión el libro que nos llegó a casa fue: "A comprar" de la Editorial Salvatella. Un cuento editado en tapa blanda y con un tamaño ideal para las manos de los más peques de la casa. Esta colección está indicada para niños y niñas de entre 3 y 6 años, aunque como siempre mi pequeña P de tan sólo 2 añitos, también disfruta mucho de estas lecturas a la hora de irse a la cama.

   El cuento está escrito con dos tipos de tipografía, mayúsculas y letra cursiva que yo suelo llamar "de cole" porque es la habitual que usan en los colegios a la hora de enseñar a leer y escribir. C ya aprendió las vocales el año pasado y este curso (2º de infantil) anda con las primeras consonantes, así que es bastante divertido buscar las letras que conoce en las palabras del cuento.

   Óscar y María regresan de la Barbería hacia su casa. Por el camino se encontrarán con multitud de tiendas y comercios: la Carnicería, la Zapatería... su mamá les deja mirar los escaparates, pero ya les ha advertido que no les comprará nada.
   Con esta historia tan sencilla, los peques podrán aprender las distintas tiendas y qué se puede comprar en cada una de ellas, porque todas son muy diferentes y dependiendo de qué necesitemos comprar deberemos ir a una u otra. Además, la letras en cursiva les ayuda, a los más grandecitos, a leer ellos mismos el cuento. Son frases cortas, ideal para primeros lectores.

   La colección La Ratita Sabia consta de 15 libritos con diferentes historias, ideal para que los niños y niñas aprendan conceptos del día a día, tales como: Los días de la semana, los sentidos, el tiempo, el cuerpo...

   Si queréis conseguir vuestro ejemplar de "A comprar" y echar un vistazo a la colección completa, no tienes más que pinchar aquí.

   Os dejo con algunas imágenes del cuento


















¡Nos leemos el lunes!

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Hazme un muñeco de nieve...

   ...venga vamos a jugar! Ahora ya no te puedo ver, no sé muy bien... qué ha podido pasaaaaar.

   Vale, lo dejo, que lo mismo sigo cantando y nos empieza a diluviar. Pero es que la canción me viene como anillo al dedo, porque hoy os traigo un DIY la mar de resultón y, como siempre, sencillito, sencillito, MUY sencillito de hacer.


   

   No me podéis negar que es una monada ¿eh? Venga, buscad calcetines viejos que tengáis por ahí (lavarlos primero, ;p) y volved que os explico cómo se hace.

.......................

   Bien, ¿ya estáis tod@ preparados con los calcetines? ¡Pues vamos allá!

Necesitáis:

- Un calcetín blanco.
- Botones.
- Alfileres de esos que tienen una bolita al final, dos negros y uno naranja (ojos y nariz) aunque yo lo hice con ojos móviles y nariz de fieltro.
- Una tira laaaaarga de tela para la bufanda. O como hice yo, os ponéis con las agujas y tejéis una bufanda a crochet:
           * Cadeneta de 78 puntos. Das la vuelta a la labor y desde el 3er punto empiezas a hacer punto alto hasta terminar la bufanda. Si la queréis más larga tan sólo tenéis que hacer más cadeneta al principio.
- Un pompón para el gorrito.
- Arroz.
- Hilo gordito blanco (no de coser, más bien de los que se usa para hacer punto/crochet)
- Tijeras.
- Pegamento textil.




Cómo se hace:


   El tutorial que he seguido es este, de Creative Spotting, es tan clarito que no vais a tener ningún problema en hacer vuestro muñequito.




   
   El nuestro ha sido un regalo para mi madre, C me ha ayudado a rellenarlo y pegarle todos los adornos (ella eligió los colores, los botones...) Realmente es un detallito muy resultón y divertido para adornar la casa ahora que se acercan las navidades. Y lo mejor es que se hace en un momento.





   Nota/truco: Para el gorrito podéis usar un calcetín divertido de colores, rayas, dibujitos... ¡¡echarle imaginación!! ^__^ Y si hacéis alguno, mandadme las fotos y las publico en unas semanitas en el blog ¿qué os parece? 

Besos y hasta el viernes!
   

lunes, 23 de noviembre de 2015

Como llegar a todo sin morir en el intento

   Después de dos semanas "de vacaciones" (por decir algo), vuelvo a aparecer por estos lugares. Dos semanas con papá en casa (por fin consiguió unos días de descanso), miles de planes por delante...y todo a la porra por los dichosos virus. Primera semana con P mala (malísima) uno de esos virus gastrointestinales que la han dejado KO varios días. Pobrecilla, con lo que es ella, todo "tostoncillo", pues varios días sin comer, sin jugar, durmiendo a todas horas y turnándose entre los brazos de papá y los míos. Ha sido un alivio cuando por fin se ha recuperado y a vuelto a ser ella, con su genio, con su alegría y con esa cabezonería heredada de mi familia ^__^

   Primera semana casi superada, cuando hemos caído papá y yo con otro virus (o el mismo mutado, vete tú a saber) Esta vez con dolor de garganta y con un sinsabor en la lengua, que todo nos ha sabido a cartón rancio. Aún andamos así, así. Yo al menos noto ya algunos sabores, pero sigo teniendo la garganta irritada y la lengua acartonada por las noches. Faringitis me dijo el médico, espero que no pase de ahí. Así que segunda semana también perdida. Ni llevar cosas al trastero, ni arreglarle el cuarto a P... Y el lunes papá vuelve a trabajar, así que tocará esperar al siguiente puente para ver si podemos hacer algo en el cuarto de P.

   A parte de esto, sigo buscando trabajo. Llevo unos días parada en el tema de mandar CV, pero eso no quiere decir que esté parada. En la primera entrevista con la orientadora estuvimos hablando de qué quería hacer realmente ¿sólo trabajar? ¿de qué? ¿dónde te ves en 5 años? Todo esto me preguntó y lo dejamos madurando para la siguiente entrevista. En este tiempo he puesto un poco en orden mis ideas y por lo pronto he decidido volver a estudiar. Inglés como prioridad (el B1 es ya requisito indispensable para casi cualquier trabajo) sé que me va a abrir puertas, así que ahí estamos, dos semanas llevo ya (bueno, con hoy 3 ;-)  )

   Soy Maestra, es verdad que nunca he tenido la oportunidad de ejercer como tal en un colegio, pero sí he trabajado en organizaciones y para el ayuntamiento, pero quiero ampliar mis estudios, algo relacionado con la educación infantil, aunque aún estoy estudiando las distintas posibilidades: ¿una fp a distancia? ¿quizás un curso de experto universitario? ¿o me lío la manta a la cabeza y me saco el grado en la UNED? Algunos créditos me lo convalidarían, aunque los 4-5 años de estudio no me los iba a quitar nadie. Como esto es a largo plazo, aún tengo tiempo para decirme, además las matriculaciones en su mayoría no son hasta primavera - verano, así que puedo esperar un poco más y mirar bien las opciones.

   Y claro, la casa, las peques, buscar trabajo... y ahora los estudios. Hay que sacar tiempo para todo, hay que organizarse ¿pero cómo? Imagino que en plan agenda y sin perder ni un minuto. Los días sólo tienen 24 horas y a mi las 8 de sueño (si me dejan) no me las puede quitar nadie, o no respondo de mis actos al día siguiente :p Así que ya sólo me quedan 16 para todo lo demás, que parecen que son muchas, pero son una m...i....da. Así que tengo ya en el Kindle dos libros para leer y ponerme al día con este tema: "Organízate con eficacia" de David Allen y "La magia del orden" de Marie Kondo, el primero es más general, más de organizar la vida, el trabajo... mientras el segundo trata de cómo organizar la casa para mantener la paz y la armonía. En cuanto los leas os cuento, por si merecen la pena, yo mientras me den unos cuantos trucos y consejos (que pueda realmente llevar a cabo) para poder tener tiempo real para mi... ya me vale ¿pido mucho? 

   ¿Alguien por ahí con algún truco para llegar a todo? ¡Venga! ¡Compartid vuestras ideas! 

¡Besos!

viernes, 6 de noviembre de 2015

Érase una vez... - Suscripción Edukame.com del mes de octubre

   Soy de las que piensa que hay un libro especial que despierta ese amor por la lectura. En mi caso fue "La historia Interminable" de Michael Ende. Fue de lectura obligada cuando cursaba 7º de EGB y a mí... me enamoró.

   Me sentí identificada con Bastian, no por el hecho de ser rechazada por los demás, no, esa parte no. Pero sí de vivir las aventuras como si estuviese dentro de la historia. Ver lo mismo que el protagonista, sentir igual... Es mi libro favorito, aunque luego han llegado muchos más, pero "La historia Interminable" para mi tiene algo especial. De hecho aún lo tengo en la estantería y lo he releído como 10 veces a lo largo de estos 30 años largos.

   He leído muchas veces que es importante que nos vean leer para motivar a los más pequeños, pero no creo que sea del todo cierto, pues en mi casa no recuerdo haber visto a mis padres leer nada (a parte de algún periódico o revista) cuando era pequeña y en cambio a mi me encanta leer. Aunque bien es cierto que no soy una "devora-libros" tengo mis épocas de leer mucho y otras más tranquilas.

   La suscripción del mes de octubre de Edukame.com dedica su número precisamente a la lectura, con una guía muy completa en la que nos hablan de sus beneficios, cómo motivar a los peques, qué libros escoger para ellos... ¡Vamos allá!

   
Guías educativas:

- Érase una vez...: La primera guía habla de la lectura como medio de comunicación y nos hace, nada más empezar, una pregunta, ¿por qué sentís personalmente que os gustaría que vuestros peques amasen la lectura? Este sería el punto de partida para saber qué te motiva a tí para leer y qué quieres transmitir a tus pequeños con la lectura.

La lectura tiene muchos beneficios, el primero o por lo menos el que mejor podemos entender, es que todo lo que van a aprender nuestros hijos/as en el colegio se transmite en un 90% a través de la lectura. Libros de lengua, de mates, de ciencias... hay que leer y leer y leer... ¡y entender! En los años que ejercí como profesora de apoyo me di cuenta de la cantidad de veces que los niños/as ¡no entendían lo que leían! problemas tan sencillos como "Pepe tiene dos caramelos y Mari le da otros dos ¿cuántos caramelos tiene ahora Pepe?" Eran todo una odisea para niños de 7-8 años, que tenían un nivel de comprensión lectora bajísimo. 

Pero la guía va más allá y nos habla de los beneficios emocionales, quizás en estos no seamos tan conscientes, pero son igualmente importantes:

1. Me conozco y soy consciente de mis emociones (autoconciencia emocional)
2. Puedo controlar y gestionar mis emociones (autorregulación emocional)
3. Descubro mis motivaciones e intereses.
4. Identifico las emociones de los demás (conciencia emocional)

El capítulo 3 de la guía profundiza en los tipos de libros para cada tramo de edad y nos hacen unas recomendaciones sobre qué libros comprar:

1-2 años: Libros breves, sin argumento. Imágenes coloridas y con textura. Libros para manipular, con sonidos...

3-4 años: Incorporan argumento. Textos breves y con letras grandes, lo importante son las imágenes. Muestran experiencias cercanas al niño/a (el colegio, la casa, el parque...) Los protagonistas son niños o animales. Yo además añadiría el buscar cuentos con pictogramas, es una forma de que ellos empiecen a leer, de compartir el momento de lectura.

5-8 años: Los niños/as empiezan a diferenciar entre realidad y ficción. Los libros son ya más extensos y con argumentos más complejos.

9-12 años: A partir de los 8 años los niños/as empiezan una lectura más autónoma. Es cuando empiezan las "obligaciones de lectura en el colegio" y puede ser una etapa difícil, ya que el niño/a que disfrutaba de la lectura puede encontrarse ahora frustrado con las imposiciones de los mayores. 

Después de cada tramo de edad en la guía nos muestran diversos juegos para trabajar las emociones a través de la lectura y los libros.

Por último 10 consejos para incentivar el amor por la lectura:

1. Nunca, nunca, nunca le obligues.
2. Eres su mejor ejemplo.
3. Constancia.
4. Cuanto antes.
5. El rincón de los cuentos.*
6. Entusiasmo, por favor.
7. Las bibliotecas también existen.**
8. Un cuento para cada momento.
9. Cuentos, ¡momentos!
10. Si tú los amas, ellos también los amas.

*El rincón de los cuentos - Mantener SIEMPRE los libros al alcance de los niños, diría yo. En casa los cuentos de mis niñas están en una caja reciclada y siempre a la altura justa para que ellas puedan cuando quieran coger los libros y jugar con ellos, no solo verlos, también hacer castillos, filas... dejarlas que los manipulen. Es increíble cuando veo a mi pequeña de 2 años con los libros abiertos, intentando leer, observando las imágenes, los abre, los cierra...


Os dejo aquí el enlace de cómo hice su caja de libros. (Ahora tiene otro tipos de libros y otras pegatinas, que a P le dio un día por arrancar las flores >__<)

**Las bibliotecas también existen - Muchas bibliotecas organizan cuentacuentos los fines de semana. Yo os aconsejo que si podéis vayáis a ver a mis queridísimas Alicia y Natalia de Cientacuentos Cuentapies (también organizan cuentos a la luz de las velas, para adultos...¡¡son geniales!!) 


- Quiero contarte un cuento: En esta guía encontrarás una orientación para padres, madres y educadores sobre algunos cuentos digitales editados por Edukame.com.

Materiales digitales:

La guía "Quiero contarte un cuento" orienta sobre los siguientes cuentos digitales:

- Bibo tiene celos.
- El niño que no sabía dormir.
- El planeta de los mimos.
- La rabieta de Julieta.
- Cada animal con su orinal.

Estos cuentos forman parte a su vez de distintas guías que también podéis descargar en la web, si pincháis en cada uno de ellos os lleva a la guía original.

Para descargar la guía del mes de octubre pincha aquí

Y vosotros ¿sois amantes de los libros? ¿cómo pensáis que podéis motivar a los peques? ¿habéis jugado alguna vez con las emociones a través de los libros?

Buen finde y que leáis mucho ;-)

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Prepara tu fiesta Frozen low-cost

   Hace ya como dos semanas celebramos el cumpleaños de las peques. Este año juntas, otra vez, porque aunque se lleven casi 2 años, las fechas de cumpleaños son muy cercanas y además la mayoría de invitados tanto para una como para otra iban a ser los mismos, así que juntas. C este año sí que ha invitado a amiguitas de su clase, P es pequeñita, así que fuí yo la que me encargué de invitar a sus amiguitas, jeje!

   Como no podía ser de otra forma el tema para la fiesta iba a ser Frozen, las dos están loooocas con las dos princesas de Arendelle, así que mami se puso a investigar y guardar pines en Pinterest y ya sólo quedó preparar la fiesta con detalles facilones que hoy os voy a enseñar. 

   Los colores estaban claros: blanco y azul turquesa. Así que lo primero que compré fueron los manteles (en el chino) 1,80€ cada rollo de mantel azul, que además era impermeable ;-) De ahí cogí un trozo (metro y medio aproximadamente para el photocall. Compré también guirnaldas de flecos y papel de seda para los pompones y creo que poco más. 

   Bueno, vayamos por parte y os explico cómo decoré el local para la fiesta:

En el techo 2 guirnaldas de flecos, una blanca y otra turquesa (1,80€ cada una)



Photocall:

- Metro y medio de mantel, tela o papel azul turquesa
- Gomaeva blanca y azul con purpurina para los copos de nieve (2 x 1,20€ creo recordar)
- Gomaeva con purpurina del color que más te guste para las letras y números (2 x 1,20€)
- Un Olaf impreso bien grande (el nuestro medía 1m de alto) Busca una imagen con muy buena calidad y haz que te la impriman. El nuestro lo trajo papi, así que salió gratis ^__^
- Tijeras, cola blanca y fixo

Busca imágenes de copos de nieves facilones, imprímelas y recórtalas. Te aconsejo que la imagen la pongas luego bocabajo por la parte de atrás de la gomaeva (donde no hay purpurina) y simplemente marca con un lápiz o similar. Ya solo queda recortar, con unas buenas tijeras no tendrás problemas.

Busca una fuente que te guste en word e imprime las letras que te hagan falta para el nombre de tu peque (que ocupe toda la hoja) Luego haz lo mismo que con los copos, recorta la letra y ponla bocabajo en la parte de atrás de la gomaeva. Nota: no hace falta imprimir todas las letras del nombre. Si tu niña se llama ANA, sólo imprime la A y la N ;-) Que parece una tontería, pero en el momento no se cae y gastas tinta tontamente, jeje!

Ya sólo te queda recortar a Olaf (o el personaje que hayas impreso en grande) y montar el photocall. Con cola blanca se pega bien. El nuestro quedó así:

Photocall una vez pegado en la cristalera del local

Y por último un toque en la mesa de los peques, Elsa y Anna vestidas con sus mejores galas:




 

Para hacer a Anna y Elsa necesitas:

- Papel de seda. Los suyo es azul turquesa, pero yo no lo encontré, así que usé blanco y azul, que ya tenía en casa. Con un paquete de 10 hojas hay más que suficiente (0,75€)
- Un cordoncito
- Cartulinas tamaño folio para imprimir las siluetas (2 x 0,10€)
- Tijeras.

Hacer los pompones es muuuuy sencillo, os dejo un tutorial muy gráfico:



En el paso 4 no os agobieis, no tiene por qué quedar "perfecto", es más, probad a cortar las puntas desigual y verás que bonito queda.

Buscad una imagen bien bonita de las princesas e imprimirlas en cartulina, cuando tengáis listo el pompón tan sólo queda pegarla con algo de fixo o cola blanca.





Total, más o menos haciendo cuentas hacer estos detallitos tan resultones te puede salir por unos 11€ ¡no me digáis que es totalmente low cost!

   En mi tablero Pinterest de Frozen podéis encontrar más ideas superchulas, imprimibles, tutoriales y mucho más.

   Espero que os haya gustado el post de hoy, ^__^ Mañana no os perdáis el post sobre la suscripción Edukame.com.

Besotes y hasta mañana!


lunes, 2 de noviembre de 2015

#OMB_Dragona - Receta de croquetas

   Personalmente pienso que si quieres perder peso no hace falta hacer dietas drásticas. Eso de comer sólo proteína, o dividir los grupos de alimentos y no mezclarlos, o las dietas detox a base de batidos de verduras... sinceramente creo que no sirven para nada.

   Es importante aprender a comer. Saber y conocer qué compramos, ahora que ha saltado la alarma con los productos preparados (salchichas, embutidos, bacon...) No creo que haya que eliminar NADA de la dieta, pero sí debemos conocer qué es más sano y qué, a la larga, nos puede perjudicar. Hay que comer de todo, pero con moderación.

   Debemos saber que no es lo mismo un producto preparado (ya sea carne picada, una pizza o unos canelones) que los que preparas tú en casa con productos frescos. Los primeros suelen llevar grasas malas (vegetales, de coco y palma), exceso de azúcares y sal. En cambio preparándolo tú en casa sabes que vas a utilizar un aceite de oliva del bueno y que tanto el azúcar como la sal irán en proporciones muy pequeñas. Yo, al menos, soy de usar poca sal. A una tortilla francesa le pongo un poco, sí, pero si le voy a añadir un poco de jamón cocido o atún, me ahorro el echarle sal y os aseguro que salen muy sabrosas.

   Tengo mis fallos, la carne picada la compro envasada, no os voy a engañar, pero de aquí en adelante me daré un paseíto y, o bien la compro en la carnicería o compro yo la carne y la pico en casa, que por algo tengo una Thermomix.

   ¿Conocéis la Thermomix? La mía es la T31 y realmente me encanta cocinar con ella. No todo lo cocino ahí, pero hay platos que sí, y siempre salen riquísimos. Un ejemplo son las croquetas, tanto las de jamón y huevo o las de cocido, se hacen en un periquete y salen ricas, ricas. Además sale tal cantidad que tienes resultas las comidas y cenas para varios días, jeje! ;-)

   Hace cosa de un mes o más, una lectora del blog me dejó en este post un comentario pidiéndome la receta de las croquetas. Así que haciendo caso a la petición de Anita, hoy os traigo las recetas que uso (y los trucos personales para darle ese "toque" que nos gusta en casa)

Croquetas de jamón y huevo Thermomix
Extraído del libro: Imprescindible TM31

Ingredientes (unas 50 unidades)

150 gr de jamón serrano (yo compro los paquetes de taquitos mini del Mercadona y echo los dos, unos 180gr)
2 huevos duros (la mayoría de las veces se me olvida cocer los huevos, así que prácticamente hago croquetas de jamón, jeje)
50 gr de aceite (oliva virgen extra ;-)  )
100 gr de mantequilla (si no tenéis con la margarina también quedan muy ricas)
30 gr de cebolla (yo pongo como media cebolla, unos 50-60 gr)
170 gr de repostería (si no tenéis la harina normal también sirve)
800 gr de leche entera a temperatura ambiente (yo uso semidesnatada)
1 pellizco de nuez moscada molida
pimienta
sal (yo no le echo nada, el jamón ya tiene un saborcillo rico)

Para rebozar: Harina, dos huevos, pan rallado y aceite de oliva virgen extra (para freir) En mi caso al usar la croquetera de Tupperware uso un huevo para pintar las croquetas y pan rallado para el clik&mix (aquí)

Elaboración

1. Pique el jamón serrano. Coloque el selector de velocidad en la posición vaso cerrado y dé 5 golpes de turbo. Gire el selector de velocidad a la posición vaso abierto, retire el jamón del vaso y reserve. (Yo este paso al comprar ya el jamón echo taquitos me lo ahorro, jeje)

2. Trocee los huevos programando 2 segundos, velocidad 4. Retire del vaso y reserve por separado.

3. Vierta en el vaso el aceite, la mantequilla y la cebolla. Programe 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 4.

4. Añada la harina y programe 3 mintus, 100º, velocidad 2.

5. Incorpore la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Mezcle programando 10 segundos, velocidad 6.

6. Agregue 2 cucharadas del jamón reservado y programe 7 minutos, temperatura Varoma, velocidad 4.

7. Deje reposar unos minutos y añada el resto del jamón y los huevos picados y mezcle bien con la espátula.

8. Viertalo todo en una fuente previamente humedecida y déjelo enfriar. Reservar en el frigorífico un mínimo de 8 horas.

9. Para formar las croquetas uso la M-Press ("croquetera") y el clik&mix de Tupperware (aquí)

Croquetas de cocido Thermomix
María del Carmen Gonzalez

Ingredientes

La carne del puchero que nos haya sobrado (yo le pongo también un poquitín de tocino)
50 gr de aceite de oliva virgen extra
50 gr de mantequilla (igual que antes, si no tengo uso margarina)
1 cebolla
180 gr de harina de trigo
300 gr de leche entera (yo uso semidesnatada)
300 gr de caldo del puchero (y le añado un poco de garbanzos y zanahorias, como una cucharada)
Nuez moscada
sal
pimienta molida

Para rebozar: Igual que las de jamón y huevo, sólo un huevo y pan rallado.

Elaboración:

1. Ponemos la carne en el vaso de la Thermomix, seleccionamos varias veces el botón turbo. Sacamos la carne muy picada y reservamos.

2. Ponemos en el vaso el aceite, junto con la mantequilla y la cebolla cortada en cuartos. Seleccionamos 4 minutos, 100º y velocidad 4

3. Agregamos la harina y seleccionamos 3 minutos, 100º y velocidad 2

4. Añadimos la leche junto con el caldo, salpimentamos y ponemos un toque de nuez moscada. Seleccionamos 10 segundos, velocidad 6.

5. Agregamos ahora la mitad de la carne reservada. Seleccionamsos 9 minutos, varoma, velocidad 2

6. Agregamos el resto de la carne y mezclamos con la espátula.

7. Vierte la masa en una fuente, deja templar y guarda en el frigorífico un mínimo de 8 horas.

8. Para formar las croquetas, igual que en las de jamón y huevo (paso 9)

Podéis imprimir esta última receta directamente de su autora, aquí


   Ya me contaréis si os salen ricas, ya os digo yo que no van a dejar nada, aquí en casa son siempre un éxito ^__^

Besotes!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...